Seguinos

Conversemos: 800-8000-UAM

 

TRABAJÁ CON NOSOTROS    FORMAS DE PAGO

Inicio / Un docente ejemplar

Un docente ejemplar

COMPARTIR

Un docente ejemplar

Vie, 09/08/2017 - 10:28 -- Diana Martinez

Héctor Hernández Valverde

Escrito por: Diana Martínez Jiménez

Despertarse a las 3 de la mañana, salir de Turrialba a las 5 para llegar puntual a su primera lección a las 7:00 a.m. en UAM San Pedro, es una rutina que parece no agobiar a don Héctor Hernández Valverde, profesor del Bachillerato en Enseñanza del Español.

Al menos es una práctica que mantiene desde hace 16 años, momento en que empezó a laborar para la Universidad. “Me llena mucho compartir con los estudiantes, su disciplina, el interés que demuestran, y eso es algo que lo motiva a uno”, afirmó.

Es amante de la historia, de la lectura, de la música instrumental y del fútbol. En total suma 33 años dedicado a la docencia, pues hasta el 2001 – año en que se pensionó – destinaba sus días a impartir lecciones para el Ministerio de Educación Pública, en Siquirres y Turrialba.

Su inclinación por la docencia nació desde muy niño; “Para suerte propia en cuarto año de la Escuela tuve un maestro irresponsable que me tenía mucha confianza y como él casi nunca estaba en la Escuela, me dejaba las prácticas hechas para que yo las aplicara a mis compañeros. Cuando el maestro no llegaba sin avisarnos yo regresaba muy enojado a la casa, y quizás fue esa para mí una primera inclinación para estudiar educación”, contó.

Pero su decisión final fue en secundaria por motivación de los buenos profesores que tuvo. Aunque en mente tenía siempre dedicarse al inglés y filosofía, esta última área en la que también se desarrolló.

“Y si hay algo que me satisface de ser docente es el ver el producto finalizado, ver a los estudiantes ya convertidos en profesionales vale más que una millonada; y tenemos profesores que en algún momento fueron nuestros estudiantes y eso es muy satisfactorio porque son nuestros discípulos”, aseveró.

Su principal consejo para los futuros profesores de español es mantenerse actualizado, ser persistentes y constantes, y darle la confianza a los alumnos para que comuniquen las inquietudes y necesidades que les permita inclinar su enfoque académico para bien del estudiante.

Hoy, a sus 16 años de labor para la Universidad Americana, este docente oriundo de Acosta agradece a la institución hacerle posible continuar su existencia; y nosotros externamos nuestro profundo agradecimiento por sumar su experiencia y aporte educativo a los 20 años de historia de UAM.