Seguinos

Conversemos: 800-8000-UAM

 

TRABAJÁ CON NOSOTROS    FORMAS DE PAGO

Inicio / Programathon 2017: Un desafío cargado de experiencia

Programathon 2017: Un desafío cargado de experiencia

COMPARTIR

Programathon 2017: Un desafío cargado de experiencia

Vie, 10/27/2017 - 17:51 -- Diana Martinez

Por: Médelyn Molina Muñoz
Estudiante de Periodismo

Gary Soto Blanco y Adrián Araya Aguilar, estudiantes de Ingeniería en Sistemas de la Universidad Americana (UAM), se atrevieron a participar en la cuarta edición del Programathon; una actividad que pone a prueba no solo los conocimientos en el área de programación, sino también la capacidad de los profesionales para tomar nuevos retos y trabajar en equipo, bajo presión.

Gracias al profesor Luis Cordero, ambos estudiantes se animaron a inscribirse en el concurso por primera vez para ganar aprendizaje personal, y a la vez para motivar a otros estudiantes a participar en el futuro. “Su apoyo y visión del concurso fueron sumamente valiosas para que el equipo tuviera un norte adecuado” afirmó Aguilar.

El Programathon es una competencia de profesionales en el área de computación, organizada por la firma Fiserv, donde los informáticos desarrollan soluciones tecnológicas en equipos de trabajo a través del desarrollo de plataformas digitales; sin embargo, deben hacerlo en un periodo de 30 horas consecutivas, con recesos cortos y sin siestas.

Ambos estudiantes tenían conocimiento sobre programación conseguido en la Universidad; sin embargo, para realizar este reto, tuvieron que capacitarse, estudiar sobre nueva tecnología y aprender temas que aún desconocían. Fue un concurso no para ganar premios, sino para adquirir experiencia, que es lo más importante.

“Si querés sobresalir, no podés quedarte con lo básico, tenés que ir más allá y demostrar que tenés muchas capacidades para trabajar. Para ser diferente, tenés que hacer las cosas diferentes, si vos te quedás con lo mismo no vas a dar ese plus, no vas a alcanzar mayores proyectos” comentó Soto.

A través de este tipo de actividades los estudiantes pueden crear lazos personales, contactos con empresas en el mercado laboral, ganar conocimiento técnico, desarrollar confianza en sí mismos y desenvolver sus habilidades blandas: destrezas comunicativas, trabajo en equipo, manejo de la presión, entre otros. Tal como lo mencionó Aguilar, todo es un “ganar, ganar” entre más desarrollemos nuevos retos, mayor será el aporte para nosotros.

La idea de los estudiantes es volver a participar en el evento del próximo año, incentivar a otros a que se atrevan a alcanzar nuevos retos y ojalá crear espacios de este tipo dentro de la universidad para ir ganando más aprendizaje, fortalecer destrezas y desarrollar softwares que puedan ser útiles tanto para ellos, como para la sociedad.