Seguinos

Conversemos: 800-8000-UAM

 

TRABAJÁ CON NOSOTROS    FORMAS DE PAGO

Inicio / Ariel Gutiérrez Roque: Terapeuta físico, surfista y emprendedor

Ariel Gutiérrez Roque: Terapeuta físico, surfista y emprendedor

COMPARTIR

Ariel Gutiérrez Roque: Terapeuta físico, surfista y emprendedor

Lun, 11/13/2017 - 18:39 -- Diana Martinez

Por: Por: Médelyn Molina Muñoz
Estudiante de Periodismo

Ariel Gutiérrez Roque, estudiante de licenciatura de Terapia Física de la Universidad Americana (UAM), ha tenido que vencer a la distancia y al tiempo para formarse académicamente, ya que debe repartir su vida entre el deporte, su escuela de Surf y viajar desde Jacó hasta San José para ser profesional.

Desde que era niño siempre le apasionó el surf, pues creció en Playa Hermosa de Jacó donde las olas son constantes. Con sólo nueve años mientras su mamá trabajaba en unas cabinas frente al mar, él aprovechaba para aprender a controlar las corrientes con su “buggy” y dada a su habilidad, le regalaron su primera tabla con la que practicó hasta convertirse en experto.

Según cuenta el estudiante, el dinero que ganaba su mamá no alcanzaba para que su hermana y él pudiesen ir al colegio, por eso a los 13 años empezó a trabajar en una escuela de surf con tal de tener su propio dinero. Ahí aprendió más sobre el deporte y comenzó a enseñárselo a otras personas, tanto a extranjeros como nacionales.

Cuando cumplió 18 años de edad, se atrevió a fundar su propia escuela de surf, “Hermosa Riders”, que hoy cuenta con más de cuatro instructores en Jacó y Playa Hermosa. Gracias a su negocio, logró pagarse sus estudios universitarios y después de cinco años de clases, sacrificios y dedicación, logrará ser Licenciado en Terapia Física.

El Surf yo lo relaciono mucho con la vida porque para surfear hay que saber esperar el momento, sin estresarse. Para mí el mar ha sido mi propio padre, porque fue quien me enseñó a trabajar, el que me enseñó a ser perseverante, prácticamente todo: cómo vivir la vida” afirmó.

Además de impartir lecciones de surf y administrar su negocio, compite a nivel nacional e internacional como surfista y es parte de la Selección de Surf de Costa Rica desde hace cinco años. Por esta oportunidad  ha podido conocer muchas personas que le han dado la mano y conocer más allá de su costa, viajando a muchas partes del mundo; todo a cambio de su disciplina, esfuerzo y perseverancia.

En todos estos años de estudio contó con la ayuda de un amigo que le dio alojamiento en Moravia cuando tenía universidad, lo que facilitó un poco el proceso de repartir su tiempo entre enseñar o practicar surf de día, estudiar de noche y viajar hasta la universidad, que a pesar de que sea difícil, todo ha valido la pena.

“La clave es que lo que uno haga le apasione, lo que uno le gusta para que no lo sienta como una obligación sino como una motivación para crecer como persona y pensar, que lo que uno pueda hacer, también puede ayudar a los demás” aseveró.

En el futuro, Ariel espera poder seguir en la Selección de Surf, ya sea como atleta o como terapeuta físico en el equipo profesional. Asegura que todos podemos lograr nuestras metas pero para eso hay que salir de nuestra zona de confort y luchar por aquello que nos apasiona.